domingo, enero 07, 2007

ALGUNAS PREGUNTAS SOBRE BDSM QUE QUIZA VD. SIEMPRE QUISO HACER

Se trata de preguntas que -en su mayoría- son evitadas sistemáti-
camente por la comunidad BDSM. También son preguntas que en
algún momento me he hecho a mi mismo.

He aquí las respuestas que en su día encontré .


¿PUEDE UNA MUJER EMBARAZADA Y MASOQUISTA
PRACTICAR SM?

NO. Es impensable que una mujer embarazada reciba golpes o dolor,
aunque fuera solo por la seguridad física del feto. Pero hay algo
tan importante o más que su seguridad física. Está demostrado
que el feto es consciente (al menos en alguna etapa del embarazo)
del estado emocional de su madre, es por ello que si la madre
sufre en algún momento, este sufrimiento físico o moral el feto
lo experimentará y lo peor es que quedará grabado a nivel muy
profundo en su subconsciente. Quizá ni el mismo lo recordará
nunca, pero le influirá negativamente durante toda su vida. De
todas maneras puede ocurrir que el dejar de practicar el SM
conlleve tal nivel de ansiedad en la madre, que a la postre
también resulte perjudicial.

Como siempre hay que buscar un equilibrio entre las necesidades
y los riesgos. Una mujer muy masoquista debía plantearse mas
seriamente que otras el ser o no madre.

Además hay otra etapa muy importante en el bebé y es el de la
lactancia, durante ella el niño también puede “beber“ además de
leche, la ansiedad de una madre que espera con esa mezcla de
excitación, placer, pero también angustia, el castigo que su Amo
le tiene reservado por esa falta que cometió ayer. Hay que tener
en cuenta que el recién nacido, en las primeras etapas, experi-
menta el mundo casi exclusivamente a través de su madre, así que
ese mundo debe ser lo mas alegre y tranquilo posible. Personal-
mente creo que una mujer masoquista debería programar con
bastante antelación su embarazo y junto con su compañero tratar
de ir paulatinamente bajando la intensidad de los juegos antes de
pensar en quedarse embarazada, e incluso si ello es posible,
tomarse una “vacaciones“ de SM durante el embarazo y un período
razonablemente largo después del parto.


¿DEBE CURARSE EL BDSM?.

Esta es una pregunta muy frecuente tanto en el mundo vainilla
como en la comunidad BDSM, y además esta mal planteada, lo que da
lugar a muchas confusiones. El problema viene de la confusión
entre síntoma y enfermedad.

Es posible que en la comunidad BDSM haya tantas mentes tortura-
das como en cualquier otro campo, pero en último extremo el BDSM
sería solo un síntoma no una enfermedad.

El problema es que nuestra medicina tiende a ser sintomática:
eliminado el síntoma no hay enfermedad. Como es lógico se llega
al paroxismo de esta filosofía confundiendo el síntoma con la
enfermedad y como consecuencia se llega incluso a creer que
eliminando el síntoma, la enfermedad desaparece. Si eliminamos
las prácticas BDSM -se piensa- no hay enfermedad. Sin embargo la
enfermedad sigue ahí. La enfermedad estaba ANTES de la práctica
del BDSM. El BDSM NO la crea.

Tampoco el BDSM va a curarle a Vd. nada, pero puede ser una
válvula de escape para aliviar al menos parcialmente los conflic-
tos inconscientes que hayan propiciado su práctica. Si Vd. tiene
tendencia a ser dominante o sumisa se debe a una necesidad muy
profunda en su mente, de cuya causa Vd. seguramente no tiene ni
idea, pero hasta el mas lerdo puede entender que SI SE HACE BIEN,
con las debidas garantías, el satisfacer esta necesidad profunda
le producirá mas beneficios y equilibrio interior que mantenerla
reprimida, haciéndole daño. No haga caso a quien le diga que la
práctica BDSM le llevará a la locura, porque es probable que le
haga mas daño el mantener reprimido lo que realmente es, su
autentico yo, que si saca sus auténticas necesidades a tomar el
aire, es mas sano.

De todas maneras, en la mayoría de los casos, la auténtica
enfermedad mental -no hablo de desequilibrios pasajeros- impide
la practica del BDSM. ¿Se imagina, por ejemplo, a una esclava
obsesiva compulsiva (tendencia a la repetición constante y
absurda de actos y rituales) confesando a su Amo 50 veces la
misma falta?. De un Amo con la misma neurosis no cabe ni hablar,
seria patético.

TENGO CLARA MI VOCACION DE SUMISA, PERO TEMO
QUE AL PASAR DE MIS FANTASIAS A LA PRACTICA ME
OBSESIONE Y CAIGA EN UN ABISMO SIN FONDO
¿COMO PUEDO EVITARLO? .

Introducirse en un mundo tan intenso como es del BDSM siempre
tiene sus riesgos, pero todo depende de como se haga. Cuando uno
va paseando por la montaña puede disfrutar de paisajes bellísi-
mos, pero en algunos momentos uno debe mirar muy bien donde pisa.

Cualquier cosa que nos guste puede convertirse en una obsesión.
Algo se convierte en obsesión si llena de tal manera nuestra
mente que deja muy poco espacio para otros intereses. Pero es
importante recalcar que la obsesión crece porque hay un terreno
abonado para ello. Lo mas importante es averiguar si tu “campo“
está abonado para que crezca en él la semilla de la obsesión.

Sin embargo tengo buenas noticias para tus dudas: Hay 3 pilares
básicos que te ayudarán a entrar y disfrutar con seguridad del
mundo BDSM: El conocimiento de ti misma, encontrar un buen Amo y
la ayuda de otras sumisas que ya han recorrido el camino que tu
vas a recorrer.

1)BUEN CONOCIMIENTO DE TI MISMA: Debes preguntarte primero,
si tienes tendencia a las dependencias, manías, neurosis obse-
sivas etc. Las hay de todas clases, la lista es intermina-
ble: El juego, las drogas, el sexo obsesivo, el trabajo
obsesivo, la bulimia (comer de manera compulsiva), la anore-
xia nerviosa (comer muy poco) etc etc. Casi todos hemos
pasado en algún momento por pequeños episodios obsesivos. No
tienen importancia si su intensidad y duración es pequeña.
Además las personas cultas, centradas, objetivas, críti-
cas...tienen menor riesgo.

2)BUENA ELECCIÓN DEL AMO: Buenas noticias, la proporción de
Amos que buscamos la sumisa perfecta es mucho mayor que la
de sumisas en busca de Amo. Es un autentico milagro ver
aparecer un anuncio de una sumisa. La razón es muy sencilla:
no tienen ni que molestarse en poner un anuncio, les basta
con elegir el mejor. Aprovéchate de esta ventaja y tómate tu
tiempo. Quizá sea la elección mas importante de tu vida. Por
otra parte, una vez hecha la elección, no hagas que tu
entrega sea total el primer día, hazla despacio y por nive-
les, es muy fácil ser un mal Amo. Puede que tengas tenden-
cias obsesivas, pero si encuentras un Amo responsable y que
te quiera, él las evitará apartándolas de tu camino.

3)CONSULTA OTRAS SUMISAS que han hecho el camino que vas a
recorrer antes que tú, exponles tus dudas. Resulta maravi-
lloso comprobar el deseo de ayuda y solidaridad que existe
en casi todas las páginas que tratan el tema BDSM.

Y una cosa importante, ser sumisa no significa que no disfrutes
de un espíritu crítico y de la capacidad de elegir en todo
momento tu futuro. El entregar parte de tu libertad a otra
persona no implica quitarte el poder de decir “basta“ en cual-
quier momento. Todo lo contrario, el nuevo equilibrio interior
logrado al poder satisfacer una necesidad tan profunda como es el
de la sumisión, te hará mas libre y capaz de cambiar las condi-
ciones de la misma.


YO APLASTO Y DESTRUYO LA AUTOESTIMA DE MI
SUMISA, PERO SE QUE EN EL FONDO A ELLA LE GUSTA.
ELLA SIEMPRE VUELVE. ¿PORQUE CAMBIAR?

No, yo no, pero estoy seguro que para muchos Amos este
argumento expuesto al principio es la COARTADA MORAL perfecta
(basándose en que en realidad, hay un “relativo“ consenso entre
ambos) que explica algunos comporta- mientos que de otra manera
no se entienden.

La relación que sigue es fundamentalmente insana, a veces muy
insana. Entonces ¿Cómo es posible que exista una relación BDSM de
este tipo?. Y lo que es peor ¿Cómo es posible que dure en el
tiempo?. Veamos que factores lo hacen posible:

EL AMO la hace posible, con la agresión y degradación moral
constante -digo “constante“, no la humillación puntual debida a
una escena consensuada-, dejándose llevar por un sadismo total-
mente insano, el más infame y el peor error de un Amo .

Como consecuencia de la actitud de su Amo, LA SUMISA la hace
posible al entrar en una dinámica de amor-odio, de aceptación-
rechazo de una situación de envilecimiento moral, comportándose
mal y haciendo continuos guiños al sadismo de su Amo y rechazán-
dolo al mismo tiempo. Es en cierta manera, una agresión larvada,
subterránea y morbosa dirigida hacia su Amo y a sí misma. Se crea
así en la mente de la sumisa un marasmo emocional de quiero-no
quiero, y se llega así a una espiral negativa de amor-odio, muy
destructiva para ambos, pero principalmente para la sumisa .

Me podréis decir que la solución por parte de la sumisa es
sencillísima; solo tiene que hacer las maletas aunque sea para
irse a vivir bajo un puente, cualquier situación es mejor que la
que actualmente vive. Eso lo ve cualquiera, menos la propia
sumisa; ella NO puede verlo. ¿Porqué no puede verlo?. Veamos las
razones:

-Porque la misma neurastenia en la que se encuentra le impide
razonar con claridad. Se encuentra perdida en un laberinto y
en un estado verdaderamente lamentable en donde el llanto es
normalmente su única salida .
-Porque sucede a menudo que su propia situación personal si no
le impide, al menos le dificulta huir de semejante relación
por falta de medios económicos, a veces agravados por la
existencia de hijos a su cargo .
-Porque -se dice- “éste no es el Amo que yo conocí, al princi
pio era un Amo maravilloso, está pasando un bache y se com-
porta mal; con mas amor y mas entrega por mi parte cambiará“.
Con ello lo único que consigue es que su Amo se reafirme más
en su postura. Él se dice así mismo:“Tenía yo razón, si es
que en el fondo esta situación le gusta“ .
-Pero el colmo llega cuando la sumisa se siente culpable y la
única responsable de la situación. Se dice así misma que no
es ni buena ni suficientemente sumisa con su Amo, sin plan-
tearse el hecho evidente de que “no hay buena sumisa sin Amo
que se la merezca“ .

Supongamos ahora que una pareja dijera:“Hemos creado nuestro
propio infierno, es cierto, pero queremos vivir en él. No quere-
mos vivir de otra manera“. Bien, solemos decir que cada pareja es
un micromundo cerrado en donde si los dos están de acuerdo y
mientras no hagan daño a los que están fuera:niños, familiares,
vecinos etc, todo es posible. El problema es que se saltan una de
las 3 reglas fundamentales (SSC), porque este tipo de relación es
fundamentalmente insana, y lo que es insano, cuando es CONTINUO
Y CONSTANTE lleva no solo a la obvia falta de salud (en este caso
mental) sino también a la infelicidad. Así que aunque un Amo crea
que este infierno en el que él ha convertido la relación con su
sumisa, es una relación consensuada, no está mas que llevando a
su sumisa inevitablemente a la infelicidad y si la situación dura
mucho tiempo, quizás a la locura. Lo peor de todo son las
secuelas psicológicas y (muchas veces físicas) que ello provoca.
La recuperación es lenta y difícil .

Una sumisa puede ser muy sumisa, pero personalmente creo que
ninguna debía entrar en el mundo BDSM si no esta segura de poder
decir ¡BASTA¡ en cualquier momento.

¿TIENE UNA SUMISA LA OBLIGACION DE
ESFORZARSE EN LLEGAR AL MAXIMO NIVEL DE
SUMISION Y ENTREGA?

La única obligación real de una sumisa (como el de todo ser
vivo) es la búsqueda de su felicidad. Nada ni nadie (y mucho
menos su Amo) deben apartarle de este objetivo. Que éste se logre
a través de la unión mística total con el Amo o el juego mas o
menos inocente una vez a la semana, depende de sus necesidades.

Cada sumisa tiene su propia necesidad de entrega. Esta puede ir
desde la sumisa que solo desea serlo alguna vez, hasta el mas
extremo en tiempo e intensidad. Pero los extremos son raros. El
caso mas extremo de la esclava con tendencia al absoluto, que ya
no existe por si misma sino a través de su Amo, que ya no es nada
sino a través de EL, que su futuro es el de EL, que su felicidad
o su desgracia dependen exclusivamente de la alegría o la triste-
za de EL, que en definitiva ha trascendido su persona para llegar
a la unión mística con EL, es raro, se trata de una joya muy
rara. Lo mas probable es que las necesidades reales de una sumisa
estén en una zona intermedia .

Un buen Amo, debe calibrar junto con su sumisa cuales son las
necesidades REALES de ella y no dejarse llevar exclusivamente por
su propio ideal de lo que debe ser una sumisa perfecta .

El Faro
elfarosm@yahoo.es

16 comentarios:

Leo dijo...

"La única obligación real de una sumisa (como el de todo ser vivo) es la búsqueda de su felicidad. Nada ni nadie (y mucho menos su Amo) deben apartarle de este objetivo."
Una de las mejores frases que he leido en tiempo, dicha por un Dominante.
Interesante tu forma de ver esto del Bdsm, muy interesante.
Saludos,
Leo

mazmorra dijo...

cordial saludo, me gustaría saber si me permite colocar su blog en mi blog como referencia, para los que ingresan alli. Gracias. Marie
Mazmorralatinoamerica.blogspot.com

Anónimo dijo...

Sr Faro le felicito por tan extraordinara fuente de información y maravillosos consejos que tanta falta hacen para muchos de los pululan por este mundillo, sobre todo aquellos que no tienen conciencia de lo que es el compromiso entre el Amo y la sumisa, ojalá muchos de los que lean esto pueden finalmente comprender que el BDSM es mas que un juego,por lo menos para mi es un estilo de vida con una concepción diferente..
gracias

khadija

Anónimo dijo...

Es la primera pagina q detalla de forma mas seria este tipo de relacion, en otras paginas se habla de una discriminacion y abuso en contra de las mujeres y no lo ven como una de las tantas personalidades q forma una pareja al compartir sus vidas, claro que no pongo en duda algunos abusos de hombres contra mujeres, pero en este caso se habla exclusivamente de un tipo de relacion q considero es muy aparte de este tipo de maltratos, en este caso se habla de gustos, no de ultrajes dentro de un hogar, son cosas muy distintas.

sarah dijo...

Jamas me he hecho estas preguntas y al leerlas tampoco me las hubiera planteado. Si, es verdad hay obsesiones, hay diferente formas de ver el BDSM, pero no siempre las dudas de una son de otras.

Yo poco pregunto a otra sumisa que piensa y como vive su vida de sumision, porque nadie lo verá como yo lo veo.

Pero no quita lo interesante y estoy segura que fue de ayuda para otros :) besos

Anónimo dijo...

"¿TIENE UNA SUMISA LA OBLIGACION DE
ESFORZARSE EN LLEGAR AL MAXIMO NIVEL DE
SUMISION Y ENTREGA?"

Yo creo que sí, que una sumisa tiene la obligación de esforzarse en llegar al máximo nivel de sumisión y entrega. Pero esta afirmación contiene muchos aspectos que hay que explicar:

1º Una sumisa tiene, debe, esforzarse en llegar al máximo nivel y no sólo por SU AMO, como puede parecer al leer la frase, también -yo diría, sobretodo- por ella misma. Porque su placer, la intensidad del sentimiento que tenga como sumisa, va a ser cada vez más grande mientras mayor sea su grado de sumisión.

Por lo tanto, claro que tiene la obligación, pero una obligación para con SU AMO y para con ella misma.

2º Hay un concepto sobre el que considero que hay que reflexionar: "al máximo nivel de sumisión y entrega". Es aquí donde creo que reside la clave. ¿Qué considera cada AMO y cada sumisa "maximo nivel......"?. Pienso que el nivel irá aumentando según vaya tomando vida la relación AMO-sumisa. El nivel lo marcará el camino que emprendan juntos y no creo que tenga que tener límites, ni tampoco exigencias.

Partiendo de que cada relación AMO-sumisa es única, el nivel máximo de entrega en el proceso de sumisión es, no sólo lo ideal, sino lo necesario. Teniendo en cuenta, por supuesto, las necesidades y las circunstancias del momento de la relación.

3º Las necesidades de entrega de una sumisa son desconocidas, incluso para ella misma. Por ese motivo, sólo viviendo su relación de sumisión con la máxima entrega, puede llegar a descubrirse a sí misma hasta dónde quiere (necesita, desea, puede, debe...) llegar.

4º Considero que un AMO, un verdadero AMO (no diría buen AMO, porque bueno equivale a VERDADERO, en el sentido que yo lo entiendo). pues un VERDADERO AMO no tiene en mente a una "sumisa perfecta", porque para él una relación AMO-sumisa no es un juego, es algo real entre EL y una mujer (en los términos que hablamos de relación hetero con macho dominante, pero esto se aplica para cualquier relación homo, hetero macho sumiso, ....).

UN AMO tiene a su sumisa -única- (con otra sumisa, sería un relación diferente) y un nivel de dominación que irá creciendo con la relación. crecer en intensidad, pero también en calidad y en variaciones, a medida que el conocimiento de ambos vaya siendo más y más profundo.

Anónimo dijo...

"¿TIENE UNA SUMISA LA OBLIGACION DE
ESFORZARSE EN LLEGAR AL MAXIMO NIVEL DE
SUMISION Y ENTREGA?"

Yo creo que sí, que una sumisa tiene la obligación de esforzarse en llegar al máximo nivel de sumisión y entrega. Pero esta afirmación contiene muchos aspectos que hay que explicar:

1º Una sumisa tiene, debe, esforzarse en llegar al máximo nivel y no sólo por Su Amo, como puede parecer al leer la frase, también -yo diría, sobretodo- por ella misma. Porque su placer, la intensidad del sentimiento que tenga como sumisa, va a ser cada vez más grande mientras mayor sea su grado de sumisión.

Por lo tanto, claro que tiene la obligación, pero una obligación para con Su Amo y para con ella misma.

2º Hay un concepto sobre el que considero que hay que reflexionar: "al máximo nivel de sumisión y entrega". Es aquí donde creo que reside la clave. ¿Qué considera cada Amo y cada sumisa "maximo nivel......"?. Pienso que el nivel irá aumentando según vaya tomando vida la relación Amo-sumisa. El nivel lo marcará el camino que emprendan juntos y no creo que tenga que tener límites, ni tampoco exigencias.

Partiendo de que cada relación Amo-sumisa es única, el nivel máximo de entrega en el proceso de sumisión es, no sólo lo ideal, sino lo necesario. Teniendo en cuenta, por supuesto, las necesidades y las circunstancias del momento de la relación.

3º Las necesidades de entrega de una sumisa son desconocidas, incluso para ella misma. Por ese motivo, sólo viviendo su relación de sumisión con la máxima entrega, puede llegar a descubrirse a sí misma hasta dónde quiere (necesita, desea, puede, debe...) llegar.

4º Considero que un Amo, un verdadero Amo (no diría buen Amo, porque bueno equivale a VERDADERO, en el sentido que yo lo entiendo). pues un VERDADERO Amo no tiene en mente a una "sumisa perfecta", porque para él una relación Amo-sumisa no es un juego, es algo real entre Él y una mujer (en los términos que hablamos de relación hetero con varón dominante, pero esto se aplica para cualquier relación homo, hetero varón sumiso, ....).

Un Amo tiene a su sumisa -única- (con otra sumisa, sería un relación diferente) y un nivel de dominación que irá creciendo con la relación. Crecer en intensidad, pero también en calidad y en variaciones, a medida que el conocimiento de ambos vaya siendo más y más profundo.

Anónimo dijo...

Eres muy clarificador, me gusta como tratas las cosas, tu naturalidad.Te admiro. Un saludo.

sumisa lidia dijo...

gracias de nuevo,Señor..Siempre es un placer reeler sus escritos,simplemente ssaber que alguien puede plasmar lo que realmente llegamos a sentir en nuestro interior...Nunca llegamos a ser perfectas como sumisas pero siempre deseamos serlo para nuestro Amo...es un constante sinvivir que nos lleva a ser cada dia mas exigentes con nosotras mismas...por mi parte considero que jamas lograré la perfeccion,por mucho que solo me siento reconfortada en el alma cuando veo la mirada de satisfacion de mi Amo...
Le agradezco que nos ayude a discernir algo ,cuando una sumisa sin collar ,como lo estoy en la actualidad,busca de nuevo estar al servicio de un Amo..es dificil,hay muchos Amos,pero la eleccion es ardua
gracias de nuevo por escribir
sumisa lidia

ElFaro dijo...

La búsqueda de la perfección y la auto-exigencia son los motores de una sumisión de alto nivel. Me alegro que mi blog sirva de estímulo a sumisas que como tú quieren mejorar cada día en su sumisión. Sigue así .

aylin dijo...

Buenas otra vez,estoy releyendo el blog entero de nuevo y sonrío muchas veces.

Sonrío por que hay muchos que creen que la entrega admite niveles,que cada vez hay que dar más y más,y la verdad es que yo esto no lo veo ya como una especie de escalera que conduce a las alturas,lo veo un descenso,lento,angustioso,maravilloso y profundo al interior de uno mísmo.

Es por esto que llamé a mi blog Abisal.Creo como tú,que el objetivo de la sumisa es ser feliz.Ésa fusión perfecta de sum y dom que como dices es una rara joya,se trata de falsear frecuentemente y como resultado,hay muchas historias que cuando las escucho,me entristecen.

Considero que,como dicen,para fundirse tanto hace falta una d/s profunda,que no llegar a una cima,lo veo más como bajar por un volcán cuya lava te quema,pero te acaba dando la mayor satisfacción,la revelación de uno mísmo.

No entiendo a esos Am@s que afirman que para la d/s los sentimientos sobran.No los entiendo por algo muy simple,es algo superficial,y según lo considero precisamente es todo lo contrario,una fuerte carga de sentimientos.

Considero que cuando el sumi llega a ése estado en que su alegría es la de su Amo,su Amo siente algo parecido y entonces se convierten en uno.

Pero es muy fácil ésta frase que pronuncian casi sistemáticamente sin entender su significado "mi alegría es su alegría".El Amo pertenece a su sum también,por que les unen lazos de sentimientos muy fuertes.Hay personas enamoradas que no llegan a éste grado de pertenencia,de sentirse de alguien y de nadie más.Por eso a veces pienso que ése grado tan complejo y difícil de conseguir,es incluso más fuerte como lazo de unión que el propio amor tal y como lo conocemos,puesto que exige dar mucho más,puesto que exige más confianza,puesto que exige darlo todo,y nosotros,aunque amamos,casi siempre guardamos nuestras reservas...

Y como dices,muchas personas deberían estar contentas y felices en ése plano intermedio,que no mediocre por esto ni mucho menos,decía Aristóteles que ahí está la virtud...por que vale más conformarse y ser feliz con lo que se es y disfrutar del grado que se tiene que ser infeliz por alcanzar lo que no nos pertenece.

Esto es sólo mi opinión...

un saludo :)

roughffist dijo...

hola a todos, estoy iniciandome en este mundo como sumiso,estoy empezando un relacion ciber pero muy gratificante y todo lo que expones aun me hace ver el tipo de amo que estoy conociendo, y que me esta conquistando es asi. Muchas gracias no te imaginas la ayuda que estais ofreciendo a quien se esta iniciando... otra vez gracias

aurora roja dijo...

Hola muy educativa su entrada, me parece como su nombre señor un faro que guía mi desconocimiento del tema, le agradesco por la menera de expresar sus conocimientos de forma tan clara y precisa.

ElFaro dijo...

Muy agradecido por tus palabras "aurora roja". No dudes en preguntar todas las dudas que tengas en tu entrada a este fascinante mundo.

Casandra dijo...

Es muy interesante y didáctica su forma de tratar los temas de dominación/sumisión. Personalmente recién estoy tratando de ubicarme en este mundo, no sé siquiera si aspiro a ser sumisa o sólo a relaciones "vainilla" como las llaman acá. Me gusta que mi pareja, cuando la tengo, y durante el acto sexual, me dé bofetadas y nalgadas, e incluso me diga groserías bastante subidas de tono... He llegado a pensar que estoy enferma, pero tal vez solo sea mi forma de ser feliz en la intimidad...En mi vida diaria e incluso en mi relación de pareja, me refiero fuera del dormitorio, me gusta que me traten con cortesía, caballerosidad y delicadeza, tal y como corresponde a una dama...pero durante las relaciones sexuales prefiero la rudeza, la brusquedad y el maltrato verbal, no todo el tiempo, pero sí cuando ya estoy en cierto nivel de excitación. Estoy muy confundida... ¿podría usted ayudarme a ubicarme?

El Faro dijo...

Casandra: las tendencias BDSM no son en sí mismas una enfermedad, ni siquiera un síntoma de enfermedad. Por el contrario, si la practica del BDSM se hace bien, con las debidas garantías y cumpliendo las leyes que el BDSM dicta (principalmente las tres leyes básicas:sano o sensato, seguro y consensuado), constribuyen a la estabilidad emocional de quienes las practican con sentido común y prudencia.

Yo diría que tus necesidades siguen el patrón mas común y clásico dentro de la comunidad BDSM: Una relación de pareja llevada a cabo con "cortesía, caballerosidad y delicadeza", como bien dices, complementadas con "sesiones", donde se "juega" al BDSM y sus reglas. Tú -como la mayoría de las sumisas- tienes esas dos necesidades, complementarias entre sí, nada excluyentes, las dos están dentro de nosotros (cada uno en su rol), y para mí, tan malo es ignorar las unas como olvidarse de las otras.

Si tienes alguna otra duda no dudes en consultarme. Mi dirección de correo está en mi perfil. Trataré de ayudarte dentro de mis limitados conocimientos.