lunes, mayo 17, 2010

LA TUTORÍA COMPLETA

* UN POCO DE LÉXICO
* ¿QUÉ ES UN TUTOR BDSM?
* ¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE UN TUTOR Y UN AMO?
* FASES o ETAPAS DE UNA TUTORÍA COMPLETA
* ¿ES ÉTICO QUE UN TUTOR DOMINE Y HASTA REALICE SESIONES CON SU
TUTELADA?
* ¿QUÉ CARACTERÍSTICAS DEBERÍA REUNIR UN TUTOR?
* ¿PARA QUÉ SIRVE UN TUTOR?
* ¿QUÉ IMPULSA A UN DOMINANTE A EJERCER DE TUTOR?
* ¿CÓMO ELEGIR EL MEJOR TUTOR?



* UN POCO DE LÉXICO

Cuando se habla de la tutoría se usa un léxico que proviene de los verbos tutelar y tutorar, que tienen un significado muy parecido. Consultada la R.A.E.L., parece que para los fines que nos ocupan, es más correcto el uso de “tutelar“ y los términos que de este verbo se derivan.

En este trabajo se empleará pues el verbo “tutelar“, y a partir de él diremos que un “tutor“ es alguien que ejerce la “tutela“ sobre una persona, de la que diremos que es “tutelada“ en un proceso de “tutoría“.

Aunque las combinaciones de las tendencias que se pueden dar en la tutoría son muchas (por ejemplo un sumiso en teoría podría tutelar a un Dominante), aquí y con el objeto de simplificar, sólo analizaremos el caso de la tutoría de un Dominante hacia una sumisa.

* ¿QUÉ ES UN TUTOR BDSM?

Un Tutor BDSM, es una persona que instruye, guía y hasta cierto punto dirige a otra en un determinado rol o tendencia BDSM. También se puede tutelar el aprendizaje de un determinado aspecto de ese rol.

La finalidad de la tutoría es ante todo pedagógica. Por ello el Tutor en principio NO domina, al menos de manera continuada, se podría admitir que de manera puntual lo hiciera, pero sólo a efectos de enseñanza, nunca para su propia satisfacción como dominante. Una tutelada está bajo los consejos de su Tutor, no bajo sus órdenes.

En la Red he visto que se usa también un término relacionado: El “Mentor“ y la “pupila“. Parece ser que el Mentor es aquél que sólo aconseja sin ir más allá. No hay ningún compromiso de seguir con sus enseñanzas. Tampoco realiza ninguna clase de prácticas. Y por supuesto NO domina en ningún momento.

Resumiendo y para aclarar conceptos, estableceremos tres niveles: el MENTOR aconseja, el TUTOR dirige y el AMO domina.

* ¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE UN TUTOR Y UN AMO?

Un Amo educa a su sumisa para que sea feliz en su sumisión hacia él, en función de los gustos y necesidades de ambos. Un Tutor educa orientando la formación de su tutelada casi exclusivamente en función de ella, su carácter y su tendencia, sin que para nada tenga en cuenta su propias tendencias o sus necesidades.

La finalidad de la educación de una sumisa es la sumisión a su propio Amo, la actual y la futura. En cambio a la tutelada se le educa en la sumisión en general, pero teniendo en cuenta su carácter y sus tendencias como sumisa, pues se supone (aunque ya sé que es mucho suponer) que encontrará a un Amo cuyas tendencias se ajustarán en lo posible a sus necesidades y carácter sumiso.

Aunque la tutoría suele llevarla a cabo una sola persona (lo más frecuente es la modalidad de la tutoría de una persona Dominante hacia otra sumisa), recomiendo vivamente, si ello es posible, que la sumisa del Tutor intervenga también como parte activa en la tutoría. Y ello por las siguientes razones:
- Con esta modalidad de tutoría, la tutelada tiene una visión más completa y equilibrada de la sumisión al ser tutelada por dos tendencias complementarias.
- La sumisa entiende mejor a otra sumisa porque ambas son de la misma tendencia y además del mismo sexo. Es normal que se establezca una mayor confianza entre ambas.
- La sumisa con Amo ha recorrido el camino que ella va a recorrer. Es evidente que el Amo NO lo ha hecho (excepto que haya pasado por una tendencia sumisa anterior). Esto facilita una mayor complicidad entre ambas.
- Por último, y quizá la ventaja más importante de esta modalidad de tutoría consiste, en que la probabilidad de abusos por parte del Tutor disminuye notablemente debido a la presencia de la sumisa del mismo en todo el proceso.


* FASES o ETAPAS DE UNA TUTORÍA COMPLETA

Aunque la tutoría puede realizarse en sólo un determinado aspecto del BDSM, estos consejos tratan de ayudar a realizar una TUTORÍA COMPLETA. Es decir, la clase de tutoría de la que hablo está indicada para una sumisa que no conoce apenas nada del mundo BDSM y que se le guía en un proceso que se supone termina cuando encuentra a su Amo.

-----ETAPAS DE UNA TUTORÍA COMPLETA-----
IMPORTANTE: Las etapas que PROPONGO no son compartimentos estancos, pueden solaparse. El orden en que están expuestas tampoco es inamovible.

1) Adquisición de conocimientos básicos de BDSM. El Tutor le guiará en las lecturas que le permitirán la adquisición de contenidos imprescindibles, resolviendo dudas y aclarando conceptos.

2) Instrucción en las normas, costumbres, procedimientos y protocolo del mundo BDSM.

3) Exploración de posibles tendencias reales en sesiones puntuales: Introducción a las diferentes técnicas y conocimiento del sentimiento de sumisión.

4) Análisis y conocimiento de la tendencia:
-¿La tendencia sumisa es una necesidad real y profunda o es sólo una fantasía pasajera?.
-¿Qué nivel quiere para su sumisión?:¿Siente la necesidad de una relación 24/7 o sus necesidades se limitarán a hacer sesiones?.
-¿Se siente sólo sumisa o también Dominante?.
-Etc

5) Introducción y presentación de la tutelada en la sociedad BDSM. Acompañamiento y asistencia a comidas y fiestas.

6) Elección del Amo:
-Si es su deseo anunciarse, ayudarle en la redacción del anuncio como sumisa aconsejándola sobre cómo y dónde publicitarse.
-Si la tutelada manifestara el deseo de tener su propio blog, su Tutor podría instruirla en su confección.
-Sugerencias sobre cómo responder a los candidatos a Dominantes.
-Las conversaciones. El uso del Messenger y programas de Chat. Defensas contra el asedio.
-Ayudarle de la manera más imparcial y objetiva posible en la elección de su Amo.
-Por último hacer de enlace de seguridad en las primeras sesiones con su futuro Amo.

7) FIN: Una vez que la tutelada ha elegido su Amo, la labor orientadora del tutor ha terminado. Lo normal es que el Tutor pase a ser un amigo y confidente.

Soy partidario de que antes de comenzar una tutoría, Tutor y tutelada hablen lo más exhaustivamente posible sobre ella. Por ejemplo, antes de empezar debería hablarse sobre...
-Cuánta dedicación va a emplear el Tutor. Cuánto va a durar esa dedicación.
-Qué tipo de tutoría va a llevarse a cabo, si va a ser completa o parcial.
-Si va a ser una tutoría sólo sobre los aspectos teóricos del BDSM o va a haber también dominación, sesiones, prácticas, protocolos etc y hasta qué nivel (ver el siguiente párrafo al respecto).

* ¿ES ÉTICO QUE UN TUTOR DOMINE Y HASTA REALICE SESIONES CON SU TUTELADA?

Actualmente en la red existe una gran controversia sobre si es ético que un Tutor domine a su tutelada y si puede realizar o no sesiones con la misma. Al respecto quiero hacer dos reflexiones:

1)¿Si la sumisa no pasa por la experiencia de una sesión, cómo va a saber qué tipo de sumisión quiere, qué nivel desea, los límites que quiere para su sumisión y en consecuencia (y esto es lo más importante) qué tipo de Amo necesita?.

2)¿Si una sumisa sólo necesita que se le enseñe sobre la teoría del comportamiento sumiso, por qué elegir a un Dominante como Tutor, no sería más lógico elegir para ello una sumisa?. Con ello disfrutaría de la ventaja (que no tendría en el caso de disponer de un Dominante como Tutor), de que una sumisa entiende mejor a otra sumisa, porque ambas son de la misma tendencia y además del mismo sexo. ¿Entonces por qué elegir un Dominante como Tutor?. La respuesta es evidente: Porque sólo con un Dominante puede sentir la dominación, aunque sea sólo en ciertos momentos puntuales, cosa difícil de sentir con una sumisa (excepto que ésta sea switch).

Sin embargo hay una cosa que un Tutor siempre ha de tener en cuenta si ejerce su dominio sobre la tutelada: que su dominación y las sesiones que pudiera haber deberían dirigirse exclusivamente a la práctica y demostración de las diferentes técnicas, en ningún caso para el disfrute del Tutor.

Es importante que el Tutor y su tutelada intenten ser lo más asépticos posible en su relación, tratando de no implicarse emocionalmente. Sé que esto es difícil, pero al menos debería intentarse.

¿Quiere esto decir que un Tutor NO puede convertirse, nunca, en ningún caso, en el Amo de su tutelada?: En absoluto, un Tutor puede perfectamente llegar a ser un día el Amo de su tutelada, si ése es el deseo de ambos. Todo ello con la condición de no utilizar su ascendencia sobre ella para influir en la decisión.

Por otra parte, es lógico que cuando la sumisa encuentre un Dominante, lo compare con su Tutor. El Tutor siempre será un patrón de medir, eso es inevitable, pero el Tutor debe influir en su tutelada para que lo haga con la mayor objetividad posible. Debería ser lo suficientemente honesto para recordarle que él, sólo por ser su Tutor y por ser el primer Dominante que seguramente haya conocido, no es necesariamente el mejor Amo posible para ella.

* ¿QUÉ CARACTERÍSTICAS DEBERÍA REUNIR UN TUTOR?

En ningún caso un Amo o sumisa, pueden nombrarse Tutores a sí mismos. No hay títulos homologados de Tutor. A mi entender es la sumisa la que juzga quién es un buen Tutor para ella (luego explicaré con qué criterios y de qué modo ha de hacerlo).

La primera virtud que se exige a un dominante es la del respeto. A un tutor también. Pero yo haría especial hincapié en una virtud que es consecuencia directa del respeto: la HONESTIDAD:

El Tutor debe ser honesto para...

- No considerar la tutoría como una manera de conseguir sexo fácil.
- No influir en la persona tutelada para hacer de ella un miembro más de su “cuadra”.
- No limitar la tutoría sólo a la parte “práctica“.
- Que en la práctica y demostración de las diferentes técnicas se haga especial hincapié en la enseñanza de las mismas, en lugar de hacerlas para el disfrute del Tutor.
- No desviar la sumisa hacia un tipo de sumisión que no es apropiada para ella, pero que al Dominante le gusta.
- Ir paso a paso, con el ritmo y el nivel que cada sumisa requiere y no el ritmo y el nivel que a él le plazca.
- Formar a su tutelada de la manera más completa posible, según sus limitaciones.
- No abandonar la tutoría cuando a él le plazca, por cansancio o capricho.
- Recordarle frecuentemente a la sumisa que su estilo de dominación no es el único y verdadero, que seguramente el Amo que elija la dominará de manera diferente.

Debe ser persona de cierta experiencia, esto es evidente. ¿Cuánta?, cuanta más mejor, pero serán más importantes sus Virtudes Morales que su experiencia. Hay que tener sobre todo en cuenta, que la tutelada, suele ser una persona sin ninguna experiencia en el mundo BDSM y por lo tanto de fácil manipulación, por ello la solvencia moral del Tutor es primordial.

Debe disponer de suficiente tiempo para dedicar a su tutelada. Además debe tener cierta madurez emocional y ser una persona responsable, nunca un ser inmaduro que sea incapaz de un mínimo de constancia.

Si la persona tutelada manifiesta a su Tutor el deseo de realizar sesiones, éste debería ser especialmente delicado con una sumisa que normalmente empieza su andadura en el BDSM. La primera sesión es especialmente delicada y marcará a la futura sumisa para siempre. La primera sesión es para muchas cosas, pero NO para hacer maravillas. Sólo un Tutor estúpido desplegará en ella los que él supone extraordinarios conocimientos en una sesión que sobre todo debe estar dedicada a que a la sumisa descubra su sumisión. Si la sumisa es primeriza, lo primero que intentará conseguir un Tutor inteligente es que esté lo más tranquila posible en su entrada a este mundo apasionante, del que su Tutor sabe que ha fantaseado mucho, pero que más que sus fantasías ha de lograr su tranquilidad y su confianza.

* ¿PARA QUÉ SIRVE UN TUTOR?

Algunos creen que un Tutor debe formar a la tutelada como sumisa. Esto es un error. La finalidad última de un Tutor consiste en guiar a la sumisa y darle los conocimientos suficientes para que encuentre el mejor Amo posible para ella, según su carácter, sus necesidades, sus tendencias, sus circunstancias, etc. Es a su futuro Amo al que le corresponderá formarla como su sumisa, no al Tutor. El Tutor ha de guiar a su tutelada sobre todo para que se conozca a sí misma como sumisa, sus tendencias, sus límites etc., en definitiva capacitarla para saber qué tipo de Amo debe elegir.

Tampoco es labor de un Tutor el buscarle un Amo a su tutelada. Debe aconsejarle sobre cómo hacerlo y eventualmente ayudarle a elegir el mejor Amo posible según sus circunstancias, pero la elección ha de hacerla ella, con la ayuda y el consejo del Tutor, eso sí.

Partimos de la base de que un Tutor es una persona honesta, por lo tanto una de las utilidades del Tutor es darle a la futura sumisa los conocimientos y las herramientas necesarias para evitarle en lo posible los desaprensivos y predadores de sumisas que tanto pululan en la red. Pero aquí nos encontramos con el problema de siempre: ¿Quién protege a la sumisa del Tutor?. Por eso insisto en que una aspirante a sumisa debería elegir a su Tutor sobre todo por su SOLVENCIA MORAL antes que por sus conocimientos o la fama que pudiera tener.

Un Tutor también sirve para minimizar las nefastas consecuencias de un error muy extendido en las sumisas que empiezan en este mundo. Suele ocurrir que las sumisas primerizas en lugar de leer primero buenas páginas formativas sobre BDSM se dedican a leer relatos muy atractivos y estimulantes pero deformadores de la realidad. El resultado de todo ello es, que las sumisas llegan a nuestro mundo con una idea equivocada de lo que es la sumisión. El Tutor le servirá para sacarla de los errores e ideas equivocadas sobre lo que es el BDSM y sobre la realidad de su papel de sumisas.

Generalmente las sumisas, al principio, cuando descubren a través de internet y sus lecturas sus fantasías, sufren a veces la imperiosa necesidad de entregarse, lo que hace que frecuentemente se precipiten en la elección del Amo que no les conviene, cayendo en manos de desaprensivos sin escrúpulos. En este aspecto el Tutor le sirve de barrera, formándola y preparándola para que elija su Amo de la manera más juiciosa posible.

* ¿QUÉ IMPULSA A UN DOMINANTE A EJERCER DE TUTOR?

- Una vocación pedagógica.

- Aprender: nada instruye tanto como el mismo hecho de enseñar.

- Lo que todos suponen: que la mayoría de los tutores lo que en realidad buscan es tener una sumisa más para la cuadra. ¿Cómo minimizar este problema en lo posible?. Lee el siguiente párrafo, a continuación.

* ¿CÓMO ELEGIR EL MEJOR TUTOR?

- Desconfía del “tutor“ que ya el primer día quiere practicar contigo. Antes de la primera sesión con tu Tutor tienes mucho camino por recorrer. Las prácticas (si decides hacerlas), son el último eslabón de tu aprendizaje, NO el primero.

- Antes de decidirte, conoce primero a tu futuro Tutor: Lee lo que escribe, lo que se habla de él, pregunta.

- Dale prioridad al Amo que quiera hacer su tutoría junto con su sumisa, puede evitarte muchos abusos. Al menos pídele a tu Tutor poder hablar con su sumisa (se supone que normalmente la tiene).

- Elige al Tutor que disponga, y esté dispuesto a dedicarte, más tiempo. Una tutoría completa exige mucha dedicación y tiempo.

- Elige al Tutor que viva cerca de ti, esto te permitirá charlar a menudo con él y si es posible con su sumisa. Las charlas de viva voz son mucho más productivas y prácticas que las lentas e interminables sesiones de Messenger. Además te introducirá en un grupo social, que por proximidad, será después el tuyo.

El Faro
elfarosm@yahoo.es

26 comentarios:

selene18 zuster{CVB} dijo...

Enhorabuena, Monsieur El Faro :D mi Ama y yo estábamos ansiosas de ver que actualizara con mas de sus geniales articulos.

Este en lo particular estuvo interesante, porque hasta hace rato yo me preguntaba como era ese asunto de mentores y tutores BDSM. Ahora tengo el asunto mucho más claro.

Pienso que como todo, es muy importante que el sumiso se sienta cómodo con su tutor y le pueda preguntar lo que sea sin verse comprometido de ninguna forma, como cuando tienes en la universidad un profe en el que confías para todo. Ojala siempre fuese así, porque despues de todo, el tutor/mentor puede ser un buen amigo. Una cosa no excluye la otra.

Excelente trabajo, Monsieur El Faro *thumbs up*

El Faro dijo...

Muy complacido por tus elogios selene18 zuster{CVB}. Por supuesto un Tutor puede ser como un profesor, pero sobre todo un amigo en el que confíar. La confianza es fundamental en la tutoría. Puede que un tutor no sea demasiado experto o famoso, pero ante todo ha de ser honesto. Sin honestidad no hay confianza y sin confianza no puede haber una tutoría eficaz.

aylin dijo...

Una buena reflexión...
Veo la figura del tutor como la de un amigo en quien confiar y la verdad,es más fácil que si te forma el propio Amo ya que el tutor,no te guíara hacia él sino hacia lo que quieres tú realmente.
Aunque pienso que perdemos mucho tiempo dandóle un nombre a las cosas,y que cuando parece que nos acercamos a definirlo...la definición ya no le sirve...
También tienes razón en que sólo con un dominante se puede comprender y ahondar en el sentir sumiso de cada uno...la teoría sóla no es suficiente para descubrirse siempre hace falta algo más...
Me ha gustado mucho ElFaro el blog ,espero seguir leyéndote.
Un saludo ^^
*.*.*aylin*.*.*

Sir Williams dijo...

Excelente reflexión sobre una función no muy conocida y/o difundida en BDSM.
Felicitaciones.

Sir Williams

milagros dijo...

Hola! Hace tiempo que he leído algunas de sus entradas, y puedo decir que han sido de gran alivio, porque me he dado cuenta que mi visión acerca del BDSM no estaba tan errada como pensé. Yo soy aspirante a sumisa y de verdad me ha sido muy útil la información de su blog, aunque esta última entrada puso el dedo en la llaga... Yo tengo un "Tutor" on line, pero me confunde mucho su técnica de enseñanza, pues a veces funge como Amo, pero siempre me restriega que sólo es mi Tutor. No sé cómo ser lo suficientemente buena para poder aspirar a ser su sumisa y ya he perdido toda la fe en poder serlo de él o de alguien más, sin embargo, al leerlo, me doy cuenta que no estoy sola, al menos referente al punto de vista BDSM. Gracias por ser una luz.

ElFaro dijo...

Milagros, no es la primera vez que alguna sumisa me comenta que mi Blog le ha ayudado a ver con claridad lo que es el BDSM real y sensato. Constato que algunas veces, la Red desvirtúa el BDSM hasta convertirlo en una caricatura de lo que en realidad debe ser. Esto posibilita que muchas sumisas entren en este mundo con una idea equivocada de lo que es la sumisión.

Respecto a tu tutoría y según mi criterio, como he expuesto en este hilo, un Tutor honesto sólo ejerce de Amo puntualmente y a efectos de enseñanza, no buscando su propia satisfacción como Dominante.

¿Cuándo un Tutor deja de serlo?:
-Cuando ambos (Tutor y tutelada) consideran que la Tutoría ha llegado a su fin.
-Cuando la tutelada haya encontrado su Amo.
-Cuando el Tutor pasa a ser el Amo y la Tutelada su sumisa, por ejemplo en el caso de que ella se lo pidiera y él aceptara serlo.

No me extraña pues, que tu Tutor en algunos momentos ejerza como Amo con la única finalidad de que aprendas a comportarte como sumisa. pero luego te recuerde que mientras las cosas no cambien él sigue siendo tu Tutor.

Parece sin embargo que tu deseo es, que él deje de ser tu Tutor para convertirse en tu Amo. La pregunta es: ¿se lo has pedido abiertamente? .

No pierdas la fe en encontrar tu Amo. Estoy seguro que hay muchos Dominantes honestos y sensatos esperando ser tu Amo. Sólo tienes que saber elegir. Hay un hilo en este mismo Blog que te ayudará a hacerlo: "100 CONSEJOS PARA ELEGIR TU AMO EN LA RED"

jamy dijo...

Hola..hacía mucho que no entraba aquí, me alegra muchisimo leerlo.Siempre que puedo lo hago(lo sabes)además es un tema realmente interesante .
Yo pienso que tener un Tutor es algo que puede traer mucha seguridad a la sumisa.La sumisa puede sentirse más confiante en poder hablar de sus dudas,miedos ,fantasias y si puede contar con la ayuda de la sumisa del Tutor mejor,hay cosas que una mujer puede sentirse más cómoda al hablar con otra mujer.Y la confianza es realmente un punto muy importante. Un saludo

ElFaro dijo...

¡Hola jamy!. Sé que sigues mi blog y que me lees desde antiguo, desde que somos amigos, amistad que espero siga tan fuerte como siempre.

El Tutor es una figura bastante desconocida en la comunidad BDSM y sigo creyendo que puede ser muy útil. Como tú dices, por la seguridad que puede aportar a una sumisa en su entrada a este fascinante mundo.

Creo fírmemente que un/a sumiso/a debería pasar por un proceso de Tutoría antes de elegir a su Amo.

Anónimo dijo...

Sí ,Seguirá una amistad fuerte ,además hay personas que pasan por nuestras vidas y dejan algo muy marcante ,que ni mismo el tiempo consigue apagar .

Jamy

desert_rose dijo...

Con todo respeto, me encanta su forma de escribir, he estado esperando sus articulos, desde hace tiempo, como siempre muy interes, educativos para todas las sumisas que entramos en este mundo, gracias, besos.

Anónimo dijo...

Conoci este blog por princesasumisa_46. Estoy iniciando en este mundo, buscando informacion, conociendo los terminos, tratando de dilucidar si es solo una fantasia o quiero aceptarlo como estilo de vida y de veras que Su blog me ha ayudado mucho. Especialmente porque dudaba de lo que queria encontrar y ahora que he leido esto me doy cuenta que lo que realmente necesito es un tutor.
Gracias por esto.
Estel.

Anónimo dijo...

Señor El Faro:

Imagino que la elaboración de su prosa a propósito de la figura del Tutor está directamente relacionada con su propia experiencia como tal; imagino que las relaciones pasadas habrán sido esenciales para llegar a las conclusiones que desgrana en su escrito. Porque, como sería razonable pensar, sus primeros pasos como Tutor no debieron ser tan fieles al decálogo de buenas intenciones y propósitos que ahora considera imprescindibles. Sí, aprender de los errores del pasado es una actitud de personas sabias y honestas.

Un saludo cordial

pilin dijo...

hola estimado el faro...
despues de leer y vivir parte de este mundo, pues lamentablemente paso lo que tenia que pasar.
ya habia escrito mucho sobre lo profundo de esta experiencia y lo que pensaba que pasaria una vez todo esto se terminara.
me descubri sumisa, si, pero la sumisa de mi rey... me descubri a mi misma a los pies de alguien a quien ame y entregue creo que mas de lo que debia.
esta separacion es mas dura que cualquier otra... no estoy mas deprimida porque me aferro a la esperanza de que , mi amo llegue a extrañar mis servicios...
quiesiera creer que tal vez y solo tal vez èl haya sentido algo tan profundo como yo y en algun momento vuelva a por mi.
pero como se sobrelleva el desamor? como se continua, cuando cada segundo de mi vida giraba a su disposicion... cuando cada encuentro vivia experiencias unicas que yo no logro explicar.
yo particularmente no puedo entender que se pueda ser sumisa de alguien mas... no quiero serlo!
solo queda el sabor de lo vivido.
quisiera dejar mi humilde opinion...
este camino es como jugar con fuego... supongo que hay personas que pueden jugar sin quemarse, yo no estoy segura.
creo que emocionalmente no estaba preparada para esto.
llegar a sentir a traves del otro. complacer a toda costa... entregar mi voluntad a merced de mi rey ( siempre sera mi rey, mi amo, mi señor) me llevo por caminos de una gran dicha. y ahora la caida es muy dura.
lo digo porque tal vez y solo tal vez. alguno de tus lectores llegue a vivir y a sentir lo que yo... cuando pensaba que solo tendria una experiencia excitante que no le tocaria el alma.
me siento totalmente perdida
deberias escribir un poco sobre lo que pasa cuando se termina una relacion como esta...
te seguire leyendo. tienes una bonita forma de escribir sobre algo tan sublime como los sentimientos humanos
saludos...

ElFaro dijo...

desert_rose, gracias por tus amables palabras que me animan una vez más a seguir creando páginas educativas para todos/as los/las que quieran adentrarse en este fascinante mundo.

Estel, un Tutor en efecto es una de las mejores maneras de iniciarse en el BDSM. Siempre claro está, que la sumisa haga su elección con buen criterio, como indico en mi artículo. Cuando tengas decidido qué persona podría ser tu Tutor deberías enviarle un mensaje de petición formal de Tutoría, y si es posible, incluir en él las condiciones en que se desarrollaría ésta.

pilin, como bien dices, estoy de acuerdo contigo en que algunos de mis lectores/as han pasado por tu situación. Las relaciones D/s suelen crear vínculos emocionales muy fuertes, por ello el dolor de su ruptura es a menudo especialmente doloroso. Es posible que en el futuro escriba sobre la manera más juiciosa de terminar una relación D/s, sería un tema muy útil.

elena dijo...

Señor Faro
Le agradezco mucho toda la ayuda y consejos recibidos para ayudarme con mis avances en BDSM y a la hora de encontrar un Amo que de verdad estuviera pendiente de mi,Aunque ahora que estoy a los pies de mi Señor,no encuentro motivo alguno para no seguir con nuestra amistad y comentar cosas que publique en el blog.Muchas gracias y un beso

Anónimo dijo...

No sabía donde escribirle Señor El Faro… se que he tardado mucho en escribirle esto, pero la verdad no he tenido mucho tiempo desde que me lo dijo, espero que se acuerde de mi, y aunque aparezca como anónimo sepa quien soy…

Mi experiencia con usted ha sido muy enriquecedora, he aprendido mucho de usted, sobre todo a abrirme, que era algo que no podía hacer antes…he de decir que como tutor no tiene precio y es una persona realmente maravillosa.

Desde que no hablo con usted han pasado muchisimas cosas, ya hemos comenzado, hemos tenido nuestra primera sesión, y me ha caído también mi primer castigo… estoy muy feliz, todavía tenemos que pulir muchas cosas, conocer muchas otras y hacernos un poco a este mundo que ninguno de los dos conocemos…ahora leo más, y aunque no se lo creo sigo haciendo ejercicios de ortografía…aunque seguro que se me escapa alguna falta!!

Extraño hablarle más amenudo, pero el skype es algo que tengo un poco restringido…porcierto le envié otra vez la solicitud, no se que hice que borré a todos mis amigos.

Un beso enorme Señor El Faro espero hablarle pronto

Chaine y collier(Chaine) dijo...

Buenos días Faro.
Quería aprovechar unas líneas para comentar sobre su artículo en el blog.
Somos una pareja que estamos empezando en este asombroso mundo del BDSM. Un día, hace no mucho, estuve investigando y recalé en su blog. Me parecieron artículos muy sensatos, bien escritos y donde se destilaba una sabiduría fruto de la experiencia.
Animado, pero sin mucho convencimiento, me puse en contacto con usted a través del correo, exponiéndole nuestro caso, inquietudes y dudas, solicitando su consejo como tutor.
De ese primer contacto han venido muchos más, hasta que en un momento dado nos surgió a todos la necesidad de pasar a la acción. Mi sumisa, Collier, solicitó humildemente ser tutorada por usted, a lo que accedió.
De ahí han nacido sesiones virtuales, múltiples conversaciones con uno y otro, siempre certeras y sensatas, como no podía ser de otro modo. Sus artículos reflejan la misma sabiduría que nos ha transmitido y por la que le estamos muy agradecidos. Nos ha aconsejado pasar de lo virtual a lo real, y en esa fase nos encontramos. Estamos poniendo en práctica las cosas que hemos leído y nos ha enseñado, a mí como Amo y a Collier como sumisa.
Como bien dice en el artículo, el papel del Tutor es muy importante, diferente del de Amo, y aunque la línea es delgada y alguien pueda confundirse si no está preparado, usted transmite la seguridad de un buen docente.
Recomendamos a cualquiera que sigua su blog leer en Cuadernos BDSM 20, su artículo sobre las 100 preguntas que se debe hacer una sumisa primeriza.
Hemos entablado una relación que espero se mantenga en el tiempo, y seguiremos esperando impacientes que nos alumbren sus consejos.
Un fuerte abrazo
Chaine y collier(Chaine).

Jessica Peña dijo...

Es difícil confesar y decir abiertamente “soy sumisa”, supongo que lo mismo ocurre desde lado del Dominante que inicia.
Sin embargo el reconocer lo que eres, lo que quieres, lo que deseas, es solo el primer obstáculo a superar, no es el menos difícil puesto que el reconocimiento y la aceptación propia dependerán de la formación de cada individuo; luego vienen los miedos de ¿A quién se lo digo?, ¿Cómo me inicio?, etc.
Soy una sumisa que es encuentra justo en esa etapa.
¿A quién se lo digo? Era una pregunta, a la cual no encontraba respuesta, sobre todo porque decírselo a alguien no implica solo decir: Hey¡, hola soy sumisa; decírselo a alguien implica buscar la guía y la orientación de una persona que pueda satisfacer tus dudas, de alguien con quien te sientas en confianza para abrirte, para expresarte y decir todo aquello que llevas tiempo queriendo enunciar, queriendo preguntar; decirle a alguien implica pedir ayuda y buscar una buena tutoría, en conclusión, es buscar un tutor o tutora.
He tenido la suerte de encontrarme con uno bueno, digo suerte porque en este mundo del BDSM y las relaciones D/s hay realmente poca información, la que encuentras comúnmente está enfocada más a la propaganda comercial que solo te mal informa, te asusta y sobre todo te proporciona una imagen errónea de lo que es el mundo BDSM, no soy ninguna experta como ya lo mencione, apenas soy alguien que se acaba de aceptar; pero quizá por estar en esta etapa para mi es importante contar con la ayuda y el aporte que personas como el faro (mi Tutor) ofrecen.
No es fácil hablar de un tema que la sociedad estigmatiza, y encontrar a alguien que me pueda dar una visión sería y sensata sobre lo que quiero es bastante confortable, sin duda es una cuestión de suerte.
Gracias por guiarme hacia un puerto seguro cuando me sentía a la deriva.
Con muchos afectos, besos y abrazos
Jessica

Sumisa_mía dijo...

Mi querido y fiel tutor,

Creo que la mejor manera de empezar esto es con una pregunta...¿Qué habría hecho sin usted? Llegué a este mar diría que, rebotada, y completamente a la deriva pero en su blog encontré un un refugio y sobre todo una guía. Me gustó la pasión y la dedicación con la que escribe y me "enamoró" la manera con la que trata a las sumisas en sus lineas. Gracias a este cómputo de sentimientos me lancé a escribirle y a día de hoy sé que es lo mejor que hice.

Enseguida descubrió en mí que tenía algo y me animo a seguir descubriendo y aprendiendo... Aún recuerdo la cantidad de dudas y preguntas qué tenía...¿Cómo encandilar tanto que llevaba dentro? Debí volver loco! Pero su paciencia infinita hizo que ese caos se sosegara y llegara a un mar de calma y todo se pusiera en orden.

Creo que no pudo elegir mejor nombre "El Faro"...Da luz a muchos caminos que apenas tienen iluminación. Me ha ayudado a darle el punto de luz que necesitaba, ha caminado y a día de hoy sigue caminando conmigo.

Ahora me encuentro en otro momento, una vez conocidas mis necesidades como sumisa, busco un compañero, alguien que me enseñe, me introduzca y quiera adentrarse en este maravilloso que aún tengo que terminar de descubrir: BDSM. Me anima hacer un blog...qué por supuesto haré! Ya sabe que esto de escribir me cuesta, pero...¿qué es la vida si no es una superación diaria?

Me ha enseñado a conocerme a mí misma y a saber qué busco y qué necesito. No es sólo un tutor; Para mí es algo más que eso, es un amigo. Solo tengo palabras de agradecimiento para usted y qué decir de la persona tan maravillosa que tiene a su lado: Su esclava. Ella también sabe escuchar y ha sido fundamental para aprender a identificar qué debe sentir una sumisa. De verdad, gracias a los 2 por todo.

Aún me queda mucho, por no decir muchísimo, por caminar y aunque me encuentre medio orientada aun nos queda camino por recorrer.

Gracias porque bajo su tutela me siento segura y sobre todo me siento a gusto. Con sus pautas y consejos he aprendido a ir disfrutando de este mundo, he aprendido a canalizar mis sentimientos y sobre todo a empezar a tener paciencia.

De corazón, ¡gracias! porque con el empiece tan complicado y lleno de decepciones que he tenido, creo que hoy no estaría escribiendo ésto con la misma ilusión. Gracias por ayudarme, una vez más, a seguir confiando en que hay gente buena y en hacerme confiar en que dentro de esta gran inmensidad está mi futuro AMO.

Un enorme y afectuoso beso a mi tutor y a su esclava :-)

¡NO DEJEN NUNCA DE AYUDAR A TANTA SUMISA QUE LES NECESITA!

Su tutelada y entregada
MÍA_SUMISA

gatita[DI] dijo...

Sigo leyendo cada una de sus entradas y sigo maravillada por sus escritos. Su manera de escribir, el conocimiento que comparte y la confianza que nos brinda a todos los que lo seguimos, y sobre todo a aquellas sumisas que iniciamos en este nuevo ámbito. Gracias una vez más por sus palabras, por la luz que nos guía a través de este mundo de la sumisión. Además los comentarios que aquí vemos, también nos ayudan a entender y a darnos cuenta que no estamos solas, y que hay mucha(o)s más que se sienten o han sentido como nosotras mismas en algunos momentos. Gracias por escribir y por derramar tanta pasión en cada palabra. Mi profunda admiración para usted.

akasha aire dijo...

Señor ElFaro, solo hace falta leer un poco para darse cuenta de la ayuda que nos proporciona a las personas que tenemos cualquier duda sobre bdsm.
Cuando empiezas una nueva etapa en tu vida, siempre necesitas de la ayuda y de los consejos de alguien que sepa del tema, sobre todo cuando es un tema tabu para la sociedad, sino tienes la suerte de contar con alguien conocido que te pueda echar un cable, te encuentras muy solo/a y desorientado/a sin saber bien por donde debes empezar. Por mucho que leas e indagues, necesitas esa mano amiga que te vaya guiando hacia el camino correcto.
Para mi, poder introducirme en este mundo de forma correcta, despacio y paso a paso, ha conseguido que lo pueda hacer algo mío, y con Su ayuda me he ido dando cuenta que realmente no hace falta escenificar las cosas sino sentirlas, realmente te sale de forma natural y un solo gesto o acto ya implica ser Ama/sumisa. Siempre me ha dicho que es cuestión de actitud y es una frase que me acompaña, cada vez que estoy insegura.
Una vez mas le doy las gracias por ir guiándome tanto en el mundo bdsm como de forma personal.

Tatiana dijo...

Es difícil encontrar en la red otro sitio que hable sobre el controversial y muchas veces incomprendido tema del BDSM con un tono tan ecuánime y "de-satanizador" como el presente blog. La sumisa por su propia naturaleza tiende a tener dudas e inseguridades hasta el momento que encuentre a su verdadero amo. En ese periodo transitorio la figura del Tutor puede representar el respaldo necesario, además de servir de un cierto "estándar" de amo. Una sumisa tras reconocer a sí misma como tal, se preguntará: "Ahora bien, ¿cómo voy a reconocer a un verdadero amo? ¿qué cualidades debo buscar en un amo?¿cómo me tiene que tratar?¿dónde está la línea divisoria entre la dominación y el abuso?" (¡ojalá fueran solo esas las preguntas en la mente de una sumisa!) Un Tutor bien elegido sería una proyección del futuro amo y de allí la importancia de esa figura en la experiencia de una sumisa. Por añadidura, la sumisa podría ver su relación con el Tutor como un "role play" antes de entrar en el verdadero juego, donde las consecuencias de sus decisiones tendrían repercusiones reales tanto positivas, como negativas. En este caso la tutoría podría compararse con un semáforo: rojo, amarillo o verde. Señalamientos ayudan a un conductor cauto. Existe otra faceta de la tutoría - permite a la sumisa en ausencia de amo experimentar de vez en cuando la embriagante sensación de sumisión que anhela cualquier mujer que se autodefinió como "sumisa". Por supuesto, el moldeado final de una sumisa será obra de su Amo, pero para esbozar la imagen de un amo adecuado primero en la fantasía y después reconocerlo en un dominante de carne y hueso en la vida real - la guía de un dom experimentado, un Tutor es invaluable para ella.
Con agradecimiento, cariño y afecto por mi Gran Tutor, Sr. ElFaro
de Su tutelada T
raido627@yahoo.es

http://www.nacituya.blogspot.com.es/ dijo...

"A veces uno está en un momento en el que por las circunstancias necesita ayuda porque su propia fuerza interior está agotada. Así estaba yo cuando me encontré con El Faro, gracias a su guía y ayuda, comprendí que mi alma sumisa, no es algo malo, algo que había que anular, sino que, por lo contrario, es algo que tengo que dejar crecer y que debo expresar para poder sentirme plena y feliz.

El Faro me enseñó que la sumisión es una forma de ser especial, un regalo para compartir con una persona que se lo merezca, y que encontrar una persona así es algo posible, Él es un ejemplo perfecto de esta posibilidad, alguien que haga crecer a la sumisa como mujer y como persona.

Los castigos, o más bien placeres físicos, son una parte de una relación D/s, pero hay otros aspectos también fundamentales para cultivar una relación D/s profunda: el apoyo, la sinceridad plena, la seguridad implícita a esa sinceridad plena, la complicidad que surge cuando sabes que puedes expresar libremente tu forma de ser porque la otra persona la acepta y la disfruta…

Hasta ese momento y por mi experiencia se me había inculcado que una sumisa está exclusivamente para el placer del Amo, pero gracias a su guía y su apoyo he descubierto, y lo más importante, he llegado a comprender, que la sumisa consigue su crecimiento y placer a través del disfrute y placer de su Amo, y que si él placer de Él y la alegría de ella, no crecen al mismo tiempo, esa relación “no funciona” y, por lo tanto, no tiene sentido.

Una relación de D/s, en realidad cualquier relación, debe ser para el placer y la felicidad de los dos, es una de las cosas más importantes que me ha enseñado el Faro, ahora sí estoy preparada para poder encontrar a mi Amo y compartir con Él todo lo que tengo para dar.

Tu blog y Tu Tutoría son una gran ayuda tanto para los que nos adentramos en este mundo como para los que están en él, por eso, gracias y que sigas durante muuuucho tiempo.

Besos y un abrazo muy cariñoso

gatita[DI] dijo...

Este año ha sido un año fuerte en muchos aspecto para mi, a nivel personal me ha transformado de formas que nunca imaginé. Uno de los temas más importantes fue el rompimiento de creencias. Aquellas cosas que simplemente crees porque así te han dicho que son, o porque así las has vivido, y en esta transformación ElFaro ha sido de mucha ayuda, por eso, mi querido tutor, quiero agradecer todos tus consejos y cada una de tus palabras. Tu guía me ha dado una nueva visión, y me ha abierto un camino desconocido por mi hasta que comencé en este delicioso mundo. Antes vivía en un mar de confusión, por lo que sentía y deseaba, que se confrontaba contra lo que "debía ser". Y gracias a tus palabras y guía, pude entender que mi sentir no era un error, que no era un demonio, sino una bella forma de amar. Gracias por tomarnos, a mi Amo y a mi, bajo su tutela, nos ha ayudado a crecer y a desarrollar una manera más plena de amar, simplemente a ser verdaderamente felices! Pensaba que jamás llegaría a sentirme como me siento hoy, que mis deseos eran prohibidos y por ello no tendría la oportunidad de llegar a sentirme tan plena en el amor, como hoy lo hago. Y mucho de esto te lo debo a ti, mi Maestro!! Gracias ElFaro por todo, por permitirme vivir, por enseñarme y guiarme en este mundo. Mi más profundo agradecimiento y mi completa admiración por lo que haces y la pasión que pones en cada palabra, por tu fascinante deseo de ayudar y guiar a cada una de las personas que aceptas bajo tu ala, por compartir tus conocimientos y enseñarnos tanto.
Gracias mi querido tutor!!! Con cariño, tus tutela dos DI y gatita[DI]. Besos para ti desde un continente lejano.

Natalia Estrada dijo...

Hola mi gran amado Tutor.....

Me atrevo a comentar sobre este punto ya que gracias a su oportuna y paciente Tutoría no sólo pude atreverme a ponerme a las órdenes de mi actual Amo, con quien tengo ya 10 meses de relación, lo hago también porque gracias a Vd. me evité muchos dolores de cabeza, disgustos y caer en manos de pseudos, esto es, creo firmemente en las tutorías siempre y cuando quien las imparta tenga muy en claro su rol, así como Vd. me llevó por todo un año de la mano.
Aprendí a diferenciar un verdadero Dominante a un pajillero, a acercarme correctamente a los Dominantes y a interactuar en el ambiente BDSM sin cometer tantos errores, creo firmemente que la Tutoría no sólo logra el éxito por el Tutor, es indispensable la actitud y entrega de quien decide y solicita la Tutoría pues si aquella no pone de su parte por mucho tiempo que se le dedique no aprenderá nada.
Así mismo tener totalmente en cuenta que lo que se nos enseña es sólo parte del camino y que cada Dominante o Amo tendrán preferencias distintas.
Agradezco nuevamente todo el tiempo que me dedicó, cada palabra, cada lección, cada tarea y cada pensamiento, cada momento porque aún a estas alturas no sólo pienso en no defraudar a mi Amo, llevo un distintivo bastante grande y por ende una responsabilidad, he sido tutelada de un magnífico e importante ícono dentro del BDSM y ello me impulsa a mostrarme siempre a la altura...
Con el permiso de mi Amo, beso sus manos en muestra de agradecimiento por todo lo que hizo y ha hecho por esta humilde sumisa.

Atte:
natiely estrada de André Vass.

El Faro dijo...

Fue un gran placer tutelarte Natalia. Es verdad que hubo momentos difíciles en los cuales desesperabas de encontrar tu Amo, tu verdadero Amo, con el cual vives feliz tu sumisión. Pero fuiste siempre una sumisa muy voluntariosa, obediente siempre a Mi guía y a las tareas que te ordenaba para tu educación no sólo como sumisa, sino también como persona.

Sepas que siempre Me tendrás como amigo, ya que como Tutor no ha de haber otro mejor para ti, que tu propio Amo.