domingo, mayo 25, 2008

LA ESPIRAL POSITIVA/NEGATIVA.



*¿QUÉ ES LA ESPIRAL POSITIVA?

*¿QUÉ ES LA ESPIRAL NEGATIVA?

*LOS PILARES FUNDAMENTALES DE LA ESPIRAL POSITIVA

*¿COMO NACE LA DINAMICA DE LA ESPIRAL POSITIVA?

*¿POR QUÉ EXISTE LA ESPIRAL NEGATIVA?. ¿CÓMO SE CREA?

*EL AMO Y LOS OBJETIVOS DE CRECIMIENTO PERSONAL

*QUERER Y AMAR SEGÚN LA ESPIRAL POSITIVA

*ALGUNOS CONSEJOS PARA EL AMO QUE DESEE LA ESPIRAL POSITIVA EN SU RELACIÓN

********************************************************************

ADVERTENCIA

Si crees que una relación Amo/sumisa es una lucha cuerpo a cuerpo
en el que la sumisa debe ser vencida. Si como Amo crees que tu
sumisa es “el enemigo a batir“. Si como sumisa crees que tu Amo
debe “hacerte“ sumisa en lugar de “ofrecerte“ sumisa y que
sumisión es dejar de pensar y no tener opción para
decidir...Entonces no sigas leyendo, esto no te aportará nada.

Si por el contrario crees que la relación D/s puede convertirse
en una espiral en la que mientras más das, más recibes y lo que
recibes es lo que tú necesitas. Que cuando das entrega recibes
también entrega por parte de la persona con quien compartes el
Estilo de Vida y a medida que todo esto aumenta lo hace por ambas
partes...Entonces sigue leyendo, puede que esto te sirva.


*¿QUÉ ES LA ESPIRAL POSITIVA?

Es un MÉTODO o sistema estructurado de DOMINACIÓN cuyo objetivo
principal es la creación de un proceso de REALIMENTACIÓN
emocional positiva en la pareja BDSM, con el fin de lograr un
progresivo aumento en la calidad de la unión, creando un CLIMA de
MUTUA ENTREGA y CONFIANZA. La llamo ESPIRAL porque en esta
dinámica se crea un círculo de realimentación y POSITIVA porque
entre personas sanas esta dinámica debería crear una progresión
ascendente en la relación.


*¿QUÉ ES LA ESPIRAL NEGATIVA?

Es lo contrario de la Espiral Positiva. Es consecuencia de haber
creado un ambiente negativo en la dinámica de la pareja. El
resultado es una relación que resulta nociva, tóxica para ambos.


*LOS PILARES FUNDAMENTALES DE LA ESPIRAL POSITIVA

La Espiral Positiva se basa en dos pilares fundamentales:

-La Pedagogía positiva .
-La Respuesta positiva natural del Amo sano ante la
sumisión .

¿QUÉ ES LA PEDAGOGÍA POSITIVA?

Es un conjunto de técnicas para la enseñanza y el aprendizaje.
Está presente en todas las manifestaciones de la vida humana. Se
basa en el hecho comprobado de que el reconocimiento positivo,
los incentivos, la persuasión, y la alabanza son más eficaces y
provechosos que el refuerzo negativo, hecho por amenazas, gritos,
reprensiones y castigos.


¿EN QUÉ CONSISTE LA RESPUESTA POSITIVA NATURAL DEL AMO ANTE LA SUMISIÓN?

La etología, ciencia que estudia el comportamiento animal y el de
los seres humanos en cuanto a la parte de nuestro comportamiento
social instintivo que aún no hemos perdido en nuestra evolución,
nos dice que los humanos al igual que los primates también usamos
las “señales de reconocimiento y apaciguamiento“.

Estas señales provocan en los individuos a los que van dirigidas
y dependiendo de la especie que se trate, sentimientos positivos
hacia el que las ha emitido y que van desde una disminución de la
agresividad hasta sentimientos de aceptación, camaradería, afecto
etc.

Es muy conocida la obra de Desmond Morris “El mono desnudo“, en
la que demuestra que este tipo de comportamientos se dan también
en el ser humano.

Si analizamos estos gestos y mensajes -algunos de ellos verbales
en el ser humano-, nos daremos cuenta que las actitudes, las
posturas y los actos de sumisión que adoptan nuestros sumisas,
como mantener la cabeza baja, arrodillarse, los tratamientos, la
voz baja, etc, son los mismos que la etología llama “gestos de
apaciguamiento“.

Así pues el Amo, ante la actitud de sumisión sincera y los actos
de sumisión con que su sumisa le obsequie, no debería tomar como
prueba de debilidad el que éstos le provoquen sentimientos
afectivos, positivos hacia ella. Por el contrario debería verlos
como una reacción natural, propio de personas SANAS.

*¿COMO NACE LA DINAMICA DE LA ESPIRAL POSITIVA?

La sumisa espera SIEMPRE que su entrega sea reconocida por su
Amo: Una sonrisa, una alabanza, un premio etc. La espiral
positiva nace desde el momento en que el Amo acepte que la
entrega, el comportamiento sumiso, le provocan sentimientos
positivos, agradables, que hasta le pueden conmover y lo
manifieste a su sumisa de manera clara...Este reconocimiento por
parte del Amo, suele estimular a la sumisa para que su entrega
sea mayor y más sincera. Se crea así una continua realimentación
que pone en marcha la Espiral Positiva.

Puede que alguien confunda “respuesta“ positiva del Amo, con
debilidad de carácter. La sumisa necesita “sentir“ la fortaleza
de su Amo. Sin esa fortaleza el juego carecería de sentido. La
clave está en que ella puede “sentir“ de muchas maneras. El
problema es que muchos confunden fortaleza con gritos, palos,
caracteres hoscos y desprecios continuos. Un Amo auténticamente
fuerte sabe imponerse cuando hace falta, pero sólo cuando hace
falta, mientras tanto sabe crear un clima cálido...de manera que
si éste clima desaparece, la mayoría de las veces basta esta
desaparición para poner las cosas en su sitio. Son las ventajas
de la “pedagogía positiva“.

¿De qué manera y de qué medio pueden valerse la pareja D/s para
mantener y acrecentar la espiral positiva?. De eso tratan los
CONSEJOS expuestos más adelante en este texto .


*¿POR QUÉ EXISTE LA ESPIRAL NEGATIVA?. ¿CÓMO SE CREA?

Al contrario de la Espiral Positiva, la negativa es consecuencia
de haber creado un ambiente negativo en la dinámica de la pareja,
creando una relación que resulta nociva, tóxica para ambos.

A esta situación se llega...

Si en lugar de reaccionar de una manera positiva ante la entrega
y sumisión sinceras de su sumisa, el amo se muestra cada vez más
sádico cuanto mayor es esa entrega, pervirtiendo así la respuesta
natural positiva del Amo.

Si las sesiones se convierten demasiado a menudo en un acto
egoísta por parte del amo, llegando a un auténtico maltrato, sin
que en ningún momento pueda considerarse un juego erótico para
ambos.

Si en lugar de estimular y reafirmar a su sumisa, la sume en
estado de profundo auto-desprecio mediante una agresión y
degradación moral constante -digo “constante“, no la humillación
puntual debida a una escena consensuada-, dejándose llevar por un
sadismo totalmente insano.

Si, como un auténtico vampiro emocional, va absorbiendo la
energía de su sumisa, hasta convertirla en un ser triste y
asqueado.

Si no respeta los límites o las áreas que le sean vedadas, como
la familia, el trabajo, la economía de la sumisa etc

Si en lugar de aumentar su sumisión por medios limpios y claros,
logra su entrega mediante métodos fáciles pero “sucios“:
Provocando su agotamiento por la falta de sueño o el hambre. El
“No vales para nada“ y “eres una inútil“. El crear un estado de
angustia e insatisfacción continua al negarle con demasiada
frecuencia su satisfacción sexual...

Si nunca hay humor y complicidad...y la relación se llena con
demasiada frecuencia de lágrimas...

*EL AMO Y LOS OBJETIVOS DE CRECIMIENTO PERSONAL

Cuando uno lee los foros y otras páginas de la red, parece que
todos lo objetivos que una sumisa puede obtener se limitan a
cuantos azotes puede aguantar, cuánto control tiene su Amo sobre
sus orgasmos o cuán sometida está.

Siempre he pensado que el dominio que se tiene sobre otra
persona, si ese dominio alcanza más allá de las meras sesiones,
es un medio excelente para influir positivamente en su carácter.
Quizá por ello, siempre he tratado de hacer crecer en lo posible
a las sumisas que me han concedido su sumisión. Y no sólo como
sumisas, sino como personas de manera global.

Personalmente he llegado a la conclusión que la opción mas ética
consiste en dejar que la sumisa fije sus objetivos, como máximo
el Amo podrá sugerirlos, pero NUNCA imponerlos.

Ejemplo: Yo soy abstemio, nunca he tomado alcohol excepto en los
inevitables brindis, ¿debería por ello prohibirle a mi sumisa
beber un vaso de vino de cuando en cuando?. Evidentemente NO.

Una vez que los objetivos hayan sido meditados por ambos y ella
haya expresado el deseo firme de conseguirlos, entonces y sólo
entonces, el objetivo debería pasar de ser un deseo de la sumisa
a convertirse en una orden taxativa a cumplir, un deseo del
propio Amo.

Al fijar objetivos, el Amo debería tenerse en cuenta que...

-Antes de empezar a fijar objetivos, debería estar razonablemente
seguro de su poder y ascendencia sobre la sumisa. Empezar a fijar
objetivos el mismo día en que la sumisa ha hecho la ofrenda de su
sumisión puede resultar prematuro.

-Empieza por objetivos fáciles de obtener, como hábitos de aseo,
de orden, de estudio etc. Luego podrás imponerle objetivos más
difíciles como controlar el estudio para una oposición,
adelgazar, dejar de fumar etc.

-Antes de abordar un objetivo difícil, y si ello es posible,
trata de obtener primero una pequeña parte de ese objetivo. La
obtención de ese éxito inicial le servirá de estímulo para
abordar con más probabilidades el objetivo en sí. Por ejemplo, si
se trata de perder peso no comiences por aplicarle la dieta
inmediatamente, lo primero que deberías conseguir de tu sumisa es
que consiga no comer entre comidas, que mastique bien, que lo
haga despacio etc. Sólo con comer un poco más racionalmente ya
notará una pérdida de peso, lo que le estimulará para seguir.

-Sistematiza, esquematiza, traza un camino claro y sencillo para
llegar al objetivo. La sumisa espera que tú seas un punto fuerte
y claro en el que sostenerse. No des órdenes confusas. Exponlo
todo de manera clara y sencilla.

-Los objetivos han de ser concretos. “Adelgazar“ NO es un
objetivo concreto. Adelgazar hasta un determinado peso y a un
determinado ritmo (SIEMPRE bajo control médico) es un objetivo
claro y concreto.

-Nunca intentes conseguir más de un objetivo importante a la vez.
Por ejemplo, no es aconsejable intentar que tu sumisa adelgace y
al mismo tiempo querer que deje el tabaco.

-Se suele decir que “el éxito llama al éxito“. A medida que vayas
consiguiendo objetivos, aunque sean pequeños, lograrás que tu
sumisa esté más segura de sí misma, más segura de vuestra
relación y más segura de tu autoridad.

-Cuando se trata de mejorar hábitos que inciden directamente en
la salud, ni el QUÉ ni el CÓMO deberían decidirlo ni el Amo ni la
sumisa, sino el MÉDICO.

El ejemplo más paradigmático, el más querido por las mujeres y
que mejor efectos suele tener en su auto-estima es el de la
pérdida de peso.

Nada de dietas milagrosas, sólo el saludable y tradicional método
de la dieta equilibrada y ejercicio, pero aún así, aunque creas
que tu dieta es de lo más sensata, es su médico el que puede
tener una idea general y exacta del estado de salud de tu sumisa.
Generalmente si tu sumisa es de las que ha llegado a ti con un
notable exceso de peso, lo más probable es que arrastre un largo
historial de dietas absurdas e incluso episodios bulímicos, lo
que suele conllevar un estado endocrino lamentable, a veces con
avitaminosis ocultas, todo ello producto de una alimentación
desequilibrada.

Por ello deberías controlar no sólo lo que come o lo que dice la
báscula (a veces una auténtica obsesión para ellas), sino también
el que acuda a todos los controles establecidos por su médico
para que estés seguro de que está adelgazando de manera
equilibrada y sin perjuicio para su salud.

Hay Amos que han logrado coger en sus manos vidas auténticamente
rotas, que han perdido el control de sí mismas y de su vida y que
al ofrecerlas a sus Amos, éstos han sabido reconducirlas, logrado
darles sentido, esculpiendo en ellas una personalidad positiva y
feliz. Mi más profundo respeto hacia ellos.

Cuando un Amo se ha volcado sobre su sumisa en la consecución de
objetivos que la enriquecen no sólo como sumisa, sino como
persona de manera global, dedicando tiempo y esfuerzo a ello, la
sumisa percibe que REAL y OBJETIVAMENTE su Amo se ocupa de su
bienestar. Normalmente ella le corresponderá de la mejor manera
que una sumisa sabe hacerlo: aumentado su entrega y sumisión. Es
pues ésta una poderosa herramienta en manos del Amo para reforzar
la Espiral Positiva de la relación.


*QUERER Y AMAR SEGÚN LA ESPIRAL POSITIVA

TODOS queremos ser amados, reconocidos, aceptados. Y también la
mayoría de los humanos necesitamos amar a otros además de a
nosotros mismos.

Muy a menudo se confunde querer con amar. Se quiere una manzana,
un coche...o una sumisa. Se ama cuando además de querer a alguien
nos preocupa su felicidad tanto o más que la nuestra. Cuando
además de lo que nos pueda aportar nos interesa el bienestar que
le podamos dar.

Privarse del amor en aras del BDSM es una estupidez. Amar es uno
de los mayores placeres humanos. Todas las personas estamos en
mayor o menor medida dotadas para dar y recibir amor. Los que
tenemos tendencias BDSM también tenemos esa necesidad en mayor o
menor medida.

No entiendo muy bien porqué en la comunidad BDSM casi siempre es
la sumisa la que confiesa amar a su Amo, en cambio los Amos lo
hacen raramente. A veces llega uno a pensar que para muchos Amos
el amar es un signo de debilidad de carácter, cuando es
precisamente todo lo contrario, amar de forma auténtica es
trabajo de espíritus fuertes. Supongo que muchos no quieren el
compromiso y la responsabilidad que implica mezclar el amor con
el BDSM.

Incluso he llegado a leer de algunos Amos, que ellos no pueden
amar a su sumisa porque si lo hicieran no podrían azotarla. Puede
que sea así, pero la mayoría de las veces, si como debe ser, los
azotes tienen una finalidad erótica, para la sumisa masoquista
constituyen un acto de Amor y para las que no lo son constituye
un gran orgullo el que su dolor constituya una ofrenda a su Amo,
con la única condición de que éste lo reconozca como tal y sepa
valorarlo.

A veces creo que incluso en la comunidad BDSM arrastramos parte
de la moral maniqueísta, que nos impide aceptar de verdad nuestra
parte “oscura“. Debido a ello, el que seamos sádicos o
masoquistas nos invalida para sentir Amor y muchos menos llegar a
sentir ternura.

A mi entender lo verdaderamente sano sería aceptar que ambas
cosas, la parte más tierna o la más sádica de nosotros mismos
puede formar parte de nuestra personalidad, pueden coexistir, si
bien es cierto que en momentos diferentes. En mi opinión no
deberíamos tratar de esconderlas, ni contraponerlas. Ambas cosas
somos “nosotros“, nuestra auténtica personalidad.

Es de sobras conocido el dicho de que el amor es una planta
delicada que sólo se desarrolla en el clima adecuado.
Precisamente la Espiral Positiva crea el CLIMA cálido y la
ACTITUD adecuada para ello.


*ALGUNOS CONSEJOS PARA EL AMO QUE DESEE LA ESPIRAL POSITIVA EN SU RELACIÓN

Lo primero que una sumisa quiere de su Amo, como tal, y lo que
más posibilita el arranque de la Espiral Positiva, es que pueda
VALORAR POSITIVAMENTE SU SUMISIÓN y su entrega. Sé constructivo
con tu sumisa. Se positivo. Jamás uses tu influencia y autoridad
para degradarla. La humillación en una escena puntual y como
juego puede que sea catártico y hasta positivo, pero como forma
de vida es repulsivo y abyecto. Es el auténtico lado oscuro del
BDSM. La humillación continua como forma de vida es una
enfermedad y NO es BDSM.

No confundas el juego de la humillación con la degradación ni la
agresión moral. En mi opinión frases como “eres una inutil“, “no
vales para nada“, “nunca aprenderás“, nunca deberían ser
pronunciadas por un Amo que aspire a introducir la Espiral
Positiva en su relación. Ni siquiera como juego. Una cosa es que
la sumisa represente el papel de un objeto, de animal, de
prostituta etc y otra la degradación moral.

Es posible que tu sumisa vaya recopilando pequeños detalles de la
vida diaria a través de los cuales demostrarte su dedicación:
Puede ser el azúcar en el café, una excelente comida o ponerte un
cojín para que estés más cómodo. Estate atento, hazle observar
que ningún detalle se te escapa, demuéstrale tu satisfacción, eso
reforzará la Espiral Positiva .

La segunda cosa que una sumisa espera de ti, es que le inspires
CONFIANZA. Piensa: si esperas que una sumisa se te entregue
física y mentalmente ha de confiar plenamente en ti. Nadie hace
“puenting“ si no está seguro de la cuerda que le ata. Tú eres esa
cuerda.

Para conservar la confianza de tu sumisa la primera regla es NO
MENTIR. Puedes contestar o no a las preguntas de tu sumisa, es tu
prerrogativa. Pero si contestas, NO mientas. La razón es muy
sencilla: la sinceridad es la base de la confianza y la confianza
es la piedra angular sobre la que se construye una relación BDSM.

En las sesiones respeta a rajatabla la palabra de seguridad,
recuérdasela siempre antes de empezar. Tómate muy en serio las
medidas de seguridad, deja siempre en sus manos un cabo de
seguridad de manera que ella misma se pueda desatar si algo te
ocurriera. Todo ello hará que aumente su confianza en ti .

La tercera cosa que una sumisa espera de su Amo es que le inspire
RESPETO y como consecuencia de ello AUTORIDAD. Recuerda: el
respeto se gana, no se impone. El miedo se impone, el respeto no.
A base de gritos y palos continuos quizás consigas miedo, pero no
respeto. Si quieres que tu sumisa te respete como Amo lo primero
que has de hacer es tratarla con respeto: Respeta los límites.
Respeta la palabra de seguridad. Respeta las áreas de su vida
donde tu autoridad no le incumbe, su maternidad por ejemplo.

Resulta muy fácil esperar a que tu sumisa cometa una falta grave
para darle un castigo ejemplar y así imponer tu “enorme“
autoridad. Sería mejor -aunque más costoso- imponer tu autoridad
en las pequeñas cosas, día a día. Si corriges a tiempo los
pequeños fallos, ganarás en autoridad y es más difícil que el
abandono y la desidia hagan que la sumisa llegue cometer faltas
graves. Ello necesita de más atención y esfuerzo por tu parte,
pero el resultado vale la pena.

Un Amo sin autodominio pierde toda su autoridad, demuéstrale que
lo tienes, lo último que necesita una sumisa es un payaso
inmaduro. Recuerda esto: antes de ser Amo de nadie un Amo debería
serlo de si mismo.

Sin conocimiento no hay dominación posible. Más importante que
conozcas las técnicas es que conozcas a tu sumisa, es tu primera
obligación: estudia su carácter, su forma de ver el BDSM, y sobre
todo sus necesidades BDSM.

Si estás seguro de tu autoridad, no temas manifestar tus
debilidades o mostrar tus emociones. Sólo los Amos débiles e
inseguros necesitan mostrarse bruscos y distantes. Las sumisas
suelen darse cuenta rápidamente que detrás de un Amo que mantiene
su autoridad a base de gritos y palos se esconde un mal Amo y
además muy inseguro.

Parece obvio, pero a veces se nos olvida: el deseo más ferviente
de una sumisa -como tal sumisa- es sentir que está sometida. Haz
que lo experimente el mayor tiempo y el mayor número de veces
posible. Es el equivalente BDSM de aquella célebre frase
vainilla:“Ya sé que me quieres, pero dímelo otra vez“.


El Faro
elfarosm@yahoo.es